-->

7 dic. 2015

SALIMOS EN LA REVISTA DE PEDAGOGÍA WALDORF




En el reciente número 22, sacado a la luz, de la Revista de Pedagogía Waldorf:


PIEDRA Y CIELO
Córdoba

"Empieza el cuarto curso en «Piedra y Cielo» y comenzamos llenos de ilusión y energía. Tenemos dos aulas, una de maternal y otra de infantil, y contamoscon 13 alumnos y alumnas. 


Este año nuestros deseos y energías están puestos en la estabilidad del proyecto. Los cursos pasados han estado cargados de trabajo y esfuerzo, y el curso anterior ha dejado muchos frutos. Hemos actualizado los estatutos, la triformación social está muy presente en los documentos y funcionamiento que guían nuestro proyecto, y por fin hay una estructura clara y definida que proporciona calma a padres, madres y maestras. Maestras y familias hemos aprendido que «Piedra y Cielo» es como un cuerpo donde la cabeza son las maestras (deciden y piensan cuestiones pedagógicas), el corazón (bombea sangre a todo el cuerpo) es el consejo de administración - dos maestras y dos padres o madres - y las manos y las piernas son las familias (con su fuerza y energía permiten que el cuerpo camine). Todo esto lo hemos aprendido juntos familias y maestras. Sin duda una piezaclave ha sido la confianza en las maestras («escuchar las voces de las maestras, voces tan diversas que protegen la llama interior de cada alumno y alumna» Walt Whitman) y la labor pedagógica que éstas han hecho con las familias. Por todo ello queremos agradecer a todas las maestras que desde el comienzo del proyecto hasta ahora han pasado por aquí, aportando toda su pasión y su saber, y dando calor a los niños y niñas. También a Antonio Malagón, que nos ha servido de guía en los momentos difíciles, gracias por ese
acompañamiento.
En este curso también hemos comenzado la escuela de padres. El pasado 25 de septiembre familias y maestras nos reunimos para trabajar desde la base cuestiones como: qué conocen las familias de la pedagogía waldorf, qué esperan de ella, cuáles son sus dudas e inquietudes.... Este trabajo será completado el día 9 de octubre con la visita de la maestra y mentora de este proyecto Ana Lizán. Además tenemos un nuevo nombre, «Piedra y Cielo», inspirado en el emotivo poema que Juan Ramón Jiménez escribió con el mismo nombre. Así vivimos este proyecto toda la comunidad educativa que lo integramos, con mucha emotividad y sensibilidad. En el jardín de «Piedray Cielo» hemos acompañado a los alumnos y alumnas mientras observan y respetan la belleza de la naturaleza. Uno de los versos de dicho poema dice así:

«mariposa de luz
la belleza se va
cuando yo llego
a su rosa»

Los niños, con sus mágicos ojos, descubren y siguen el vuelo de las mariposas, mientras las maestras desde la distancia observan. Y la belleza esta vez no se va, pues perdura en la mirada, en el juego y en el crecimiento de estos niños y niñas que tienen la oportunidad de ser educados en un entorno Waldorf. "

Gracias Silvia, autora del artículo.

Puedes encontrar todas las revistas en este enlace: