-->

30 jun. 2017

NUESTRO PROYECTO EDUCATIVO





 NUESTRO PROYECTO EDUCATIVO

Toda  madre y padre busca lo mejor para sus hijas e hijos, y la elección de la escuela es una de las decisiones de mayor responsabilidad que tomamos, ya que tiene una gran transcendencia en el desarrollo de sus vidas.

La Comunidad Educativa Piedra y Cielo busca que las niñas y niños tengan la oportunidad de vivir en un mundo mejor, pero que al mismo tiempo ellos y ellas puedan aportar en la construcción de ese mundo más justo y solidario. Por ello, perseguimos un centro educativo basado en la libertad y el respeto, donde se promueva un aprendizaje vivencial, y se tenga una confianza en el niño/a y en sus capacidades, sin juzgar ni castigar, sino acompañándolo/a emocionalmente y protegiendo sus ritmos.

En esta sociedad actual de las prisas y la actividad, buscamos un espacio para nuestras hijas e hijos donde tengan tiempo para ser niños y niñas, respetando sus etapas evolutivas, creciendo con confianza y seguridad. Busca educar la globalidad del niño/a, equilibrando todas sus capacidades, sus potencialidades y su voluntad.  Nuestro proyecto abarca todas las facetas del ser humano: mente, cuerpo y corazón.

Dejar libertad para Ser, Sentir y Hacer son los pasos para educar adultos y adultas verdaderamente libres, dueños/as de su propio destino.

Este proyecto es nuestra tarjeta de presentación. En él plasmamos quiénes somos, de dónde venimos y qué queremos conseguir.  Nuestro centro es un organismo vivo, que se desarrolla como un ecosistema en la naturaleza y  necesita para sobrevivir de una serie de ideas fundamentales:

-        Es Plural e Integrador.

-        Es Sostenible y Ecológico.

-        Es Integrador y Escuela de Paz.

-      Con mirada atenta a la realidad para construir un mundo bueno, justo y bello.

-        Educa hacia la libertad de pensamiento.
 
Este proyecto desarrolla estas ideas en las etapas infantil y primaria, para que se lleven no solamente en el ámbito educativo, sino también familiar, porque no solamente es un proyecto educativo, sino que es también un proyecto social, que influye en la comunidad donde vive, con el objetivo de construir una forma de convivir con el mundo donde la cooperación, la solidaridad y la paz, son los colores de la bandera que defiende.