-->

7 jul. 2017

PROYECTO EDUCATIVO: NUESTROS PRINCIPIOS PEDAGÓGICOS




 NUESTROS PRINCIPIOS PEDAGÓGICOS

Somos un centro educativo que cree en la EDUCACIÓN HACIA LA LIBERTAD. Se trata de un centro educativo privado mixto, laico, bilingüe inglés-español, de integración social. Basado en los principios de sostenibilidad y ecología y de pedagogía Waldorf.


Nuestro centro educativo se basa en los siguientes principio pedagógicos:
1.    Inclusión e integración. Se trata de una educación integral capaz de preparar sujetos autónomos y respetuosos con las libertades de los demás. Partimos de que la escuela no puede centrarse solo en lo intelectual, sino que ha de ayudar a los y las estudiantes en su desarrollo integral, trabajando con igual importancia el ámbito cognitivo, emocional y social. Entendemos que la educación inclusiva “es una forma de vida, una manera de vivir juntos, basada en la creencia de que cada individuo es valorado y pertenece al grupo". Para que todo el alumnado se sienta incluido, es necesario apoyar las cualidades y las necesidades de cada uno y de todos los estudiantes en la comunidad escolar. Ello requiere la necesidad del desarrollo de la comprensión hacia el otro, respetando los valores del pluralismo, la comprensión mutua y la paz.
2.          Pluralidad y respeto. Nuestro centro es un espacio de respeto a la diversidad en cuestiones religiosas, ideológicas y políticas. Uno de los objetivos esenciales  es desarrollar el espíritu crítico del alumnado, entendiendo como tal la capacidad del ser humano de cuestionar los principios, valores y normas que se le ofrecen, formándose un criterio propio que le permita tomar decisiones diferentes a las que se le presentan. Este espíritu crítico implica el respeto a las diferentes opiniones y la tolerancia hacia aquel que llega a soluciones diferentes siempre en un marco de respeto. Nuestra escuela es un centro laico y, como se señala en los rasgos de identidad, no se parte de ninguna ideología o movimiento político concreto.


3.      Vivenciar y experimentar. Defendemos una pedagogía centrada en la interacción del alumnado con su entorno. A través de su relación directa con la realidad se consiguen dos objetivos fundamentales en el proceso de formación integral: despertar el interés y la motivación derivados de  un conocimiento práctico, y ayudar a una efectiva asimilación de los conceptos.
La metodología experiencial nos ofrece una gama más amplia de recursos dentro del proceso de enseñanza–aprendizaje, no solo en el propio proceso de formación sino en su forma de evaluarlo
4.          Reflexión y el espíritu crítico. Nuestro centro busca crear ciudadanos críticos y reflexivos. Por ello se utilizan metodologías en las que el alumnado llegue por sí mismo a conclusiones a partir de su reflexión. Se fomenta que sean capaces de argumentar sus opiniones, decisiones, solicitudes y al mismo tiempo de exigir la justificación de aquello que se les pide. Al mismo tiempo fomentamos la creación de espacios de reflexión en los que se dedique tiempo a pensar, debatir sobre el mundo que nos rodea, aprendiendo a profundizar en nuestra realidad, a desarrollar una crítica constructiva de nuestro entorno, a escuchar y aprender de los demás, a ser capaces de cambiar de criterio, a poder convencer a los otros, a respetar la disparidad de opiniones.
5.          Democrácia, diálogo y participación, para la cooperación. Entendemos como educación democrática aquella en la que el alumnado recupera el protagonismo. Los estudiantes participan en la vida democrática del centro, toman decisiones sobre su propio aprendizaje y sobre el día a día de la escuela y su funcionamiento. Son ciudadanos activos de la pequeña ciudad que constituye la escuela.
Aplicamos la educación para la cooperación. Partimos de la creencia de que vivimos en un mundo cada vez más individualista, en el que la insensibilidad hacia los demás es cada vez mayor. Queremos que nuestro centro luche contra este individualismo  formando personas empáticas, abiertas a su entorno y solidarias con la humanidad, que sean capaces de ponerse en el lugar del otro y ayudarle a cubrir sus necesidades.
Para ello trabajamos la solidaridad como uno de los principios esenciales dentro de nuestro proyecto, trabajamos cooperativamente en las aulas para que el trabajo colectivo prime sobre el individual y organizamos acciones de voluntariado y ayuda con asociaciones del entorno y de otros lugares de nuestro planeta. Partimos de la teoría de la pedagogía dialógica, cuya base se asienta en el hecho de que se debe aprender a partir del intercambio, del diálogo.
6.      Educación Emocional. Para lograr el desarrollo integral de la persona es imprescindible prestar gran atención a la inteligencia emocional de los alumnos y alumnas. Partimos de la premisa de que no es necesario elegir entre saber o sentir. Más allá de esa elección podemos decir que sentir nos ayuda a saber. Si consideramos que la motivación y el buen clima en el aula son agentes potenciadores del aprendizaje, parece obvio que la educación emocional influye muy positivamente en la educación intelectual.  Consideramos que la inteligencia emocional debe impregnar los rincones de nuestra escuela. No solo debe formar parte del currículo sino que además debe trabajarse de manera informal en las relaciones en el centro. Uno de nuestros principales objetivos es ayudar al alumnado a ser personas inteligentes emocionalmente.
7.          Educación unitaria y unificada. Partiendo de esta idea entendemos que ha de haber unidad y continuidad, y que todas las etapas educativas deben formar parte de una única senda de aprendizaje, sin rupturas. La metodología, con sus adaptaciones, se mantiene constante durante toda la vida. Los proyectos, la teoría de las inteligencias múltiples, el aprendizaje cooperativo  no son metodologías propias de una etapa, sino que son aplicables durante todas las etapas de la vida.
Además, apostamos por aulas unitarias en educación Infantil, donde el alumnado de 0 a 3 y de 3 a 6, comparte la misma aula, con las ventajas de aprendizaje de estar pequeños y grandes juntos, donde los aprenden a cuidar de los pequeños y los pequeños aprenden de los grandes.
8.          Coeducación e integración social. Nuestro colegio parte del hecho de que hombres y mujeres somos iguales en derechos, defendiendo un modelo de escuela coeducativa. Este modelo va más allá de la concepción de escuela mixta o no segregada, pues parte de la necesidad de compensar un entorno sexista y no neutro.
Por otro lado, nuestro centro defiende la integración social. Somos conscientes de que en un centro privado partimos de la “discriminación” que supone el “coste” de la enseñanza que ha de ser soportado por las familias. Aun así, nuestro centro trata de buscar  siempre la integración social, mediante colaboraciones con asociaciones externas y la búsqueda de vías de ayuda a las familias en situaciones desfavorecidas, para dentro de la sostenibilidad del proyecto dar cabida a diferentes capacidades económicas.
9.        Sostenibiliad y Ecología. A partir de esta premisa nuestro centro integra la educación ambiental dentro de los principios que nos mueven. Nuestro proyecto educativo es consecuente con él y defiende la educación ecológica y ambiental desde el ejemplo. Aprendemos haciendo. Conscientes de nuestra responsabilidad como educadores y del papel esencial de las nuevas generaciones en la supervivencia de nuestro planeta, establecemos entre  nuestras prioridades educar personas responsables con su entorno, sensibilizadas con la protección del medioambiente y defensoras activas de una sociedad sostenible frente a una sociedad consumista.
Así, nuestro centro cuenta con un proyecto arquitectónico sostenible y ambientalmente respetuoso, que aspira a conseguir la certificación de eficiencia energética A, haciendo uso de energías renovables y del autoabastecimiento hidráulico mediante la recogida de agua de lluvia para el riego de las zonas verdes; un comedor de comida ecológica, un programa de trasporte sostenible y limpio a la escuela; un proyecto de huerto ecológico, espacios verdes dentro del recinto escolar; planes de acción dentro de marco de gestión de residuos europeo: reducir, reutilizar y reciclar; formación a la comunidad educativa y al entorno.
10.    Creatividad, Imaginación y pensamiento libre. Consiste en la búsqueda de alternativas creativas y diferentes para la resolución de un problema. El pensamiento creativo tiende a producirse de manera espontánea, creando nexos inesperados entre ideas y  debe ir asociado a la flexibilidad mental. Se pretende la liberación de los corsés del pensamiento para poder llegar más lejos.
11.   Organización horizontal. La estructura organizativa de nuestro colegio es horizontal. Las reuniones son de  carácter asambleario, teniendo todos los asistentes libertad para opinar y decidir sobre diversos asuntos. Se tratará siempre de llegar al consenso y solo en aquellos casos en los que no sea posible se recurrirá a la votación, adoptándose las decisiones que hayan sido votadas por la mayoría de los asistentes.