-->

7 ago. 2017

PROYECTO EDUCATIVO: NUESTRO PLAN ECO





PE.1. PLAN ECO

“ Los alumnos Waldorf poseen el ojo de los descubridores, el corazón de los reformadores, y cuando intervienen en una tarea, pueden modificar el planeta”. Dr. Arthur Zajonic.

Este Plan contempla aspectos fundamentalmente de educación medioambiental y de desarrollo sostenible del centro, que repercute directamente en el barrio y la Ciudad de Córdoba, por su genuina arquitectura y su modelo de sostenibilidad, único, en la actualidad. Se pretende trabajar por la sostenibilidad socio-ambiental del centro educativo y de su entorno a través de un modelo educativo, que llega a toda la sociedad, repercutiendo con un fin social y público, a través de su metodología, arquitectura, las actividades propuestas, campañas de sensibilización y concienciación medioambiental.


Con respecto a la Metodología:

Somos conscientes de que, simplemente saber que la naturaleza debe ser respetada, no es bastante. Este conocimiento debe impregnar nuestra voluntad, debe llegar a formar parte de un saludable sentido común, y esto es algo que los niños y niñas pueden aprender mucho mejor que los adultos. Los niños y niñas, pueden identificarse con las plantas y los animales de su entorno, y ser capaces de aprender gradualmente que las personas tienen una responsabilidad hacia el mundo natural. Si aprenden que esto es natural, que todas las cosas se interrelacionan, que unas influyen en otras, que tiene vida como ellos y ellas, entonces es mucho más fácil adquirir un conocimiento científico y ecológico, una vez que las facultades del pensar abstracto y del juicio se desarrollan.

El método mismo de la pedagogía Waldorf es ecológico en sí, ya que parte del todo y busca comprender las partes dentro del proceso global.  La actitud que se desarrolla con este enfoque, y que puede ser aplicado a otras actividades, refleja mucho mejor la realidad de las relaciones ecológicas en el mundo vivo.

En el estudio de la Naturaleza, los niños y niñas necesitan conocer cómo nuestra protección y nuestro alimento dependen de la transformación de las materias naturales y que este proceso implica una relación especial entre la humanidad y la naturaleza, aprendiendo que junto con el regalo de la riqueza de la naturaleza va unida nuestra obligación de responsabilidad.

A lo largo de los años y los cursos, se van desarrollando temas con los que los niños y niñas van trabajando. Se ha cultivado una actitud globalizadora, sin por ello ser menos científica. El asombro se ha convertido en curiosidad viva que, a su vez, ha pasado a ser un conocimiento con responsabilidad hacia el mundo natural.

Por el número de alumnado Waldorf que ha pasado a contribuir a las ciencia biológicas, al trabajo medioambiental, a la medicina “holística” a un nivel alto y con un considerable reconocimiento público, es justo decir que la educación Waldorf ha hecho y continúa haciendo una contribución  más que elocuente  en uno de los campos más cruciales de la actividad humana.


Con respecto a la Arquitectura

Nuestro modelo arquitectónico, que combina innovación y sostenibilidad, llama la atención por sus formas diferentes, sus construcción biodinámica, su sistema de mantenimiento respetuoso con el Medio-Ambiente y su sello ecológico. Las Aulas, integradas en la Naturaleza, abiertas y con formas pensantes, se rodean de un espacio de naturaleza, sin asfalto, ni plásticos, donde tanto el alumnado, como toda la comunidad que participa y entra o pasa por la escuela, puede ver, aprender y disfrutar de ella. Una vision diferente provoca un cambio de mentalidad.

Este modelo arquitectónico, que introduce la Naturaleza en las Aulas, desde su origen constructivo hasta su aplicación educativa, repectute directamente en la sociedad, provocando un cambio de mentalidad educativa, respetuosa con el Medio Ambiente y con otro modelo de vida, más sostenible y ecológico.

Nuestros objetivos principales abarcan, entre otros:

-        Usar de manera ecológica el espacio, creando un Huerto que desarrolle una conciencia social y ciudadana, siendo gestionado tanto por alumnado como por cualquier persona interesada.
-        Educar medioambientalmente, en energía y biodiversidad, a familias, alumnado y barrio.
-        Educar de manera integral y transversal con una pedagogía ecológica.
-        Integrar una nueva cultura de la movilidad en los centros escolares y en los estilos de vida de alumnos/as, padres y profesores. Comprendiendo la relación entre las diversas formas de movilidad y sus consecuencias en el cambio climático.
-        Realizar una construcción sostenible, respetuosa con el Medio-ambiente y ecológica, reutilizando los recursos naturales y minimizando el consumo de energía.
-        Crear un espacio natural, sin asfalto, tóxicos y derivados plásticos, respetuoso y acorde con la filosofía natural de este proyecto.
-        Fomentar los vínculos de pertenencia entre la comunidad educativa y los  espacios públicos.
-        Crear un entorno escolar y familiar que favorezca una alimentación equilibrada y la práctica frecuente de actividad física.