-->

10 ago. 2017

PROYECTO EDUCATIVO: PLAN DE ALIMENTACIÓN Y VIDA SANA

-->


PE.3. PLAN DE ALIMENTACIÓN Y VIDA SANA.


“ Sólo puede transmitirse al niño aquello que el educador conquistó en sí mismo” R. Steiner.



Entendemos el espacio de comedor como un ambiente familiar de gran importancia. El momento del desayuno debe ser coherente con nuestra mirada hacia los niños y niñas. Creemos que el tiempo de la comida es un espacio social, para compartir, adultos y niños. La comida es un acto de convivencia.



Siempre que sea posible los alimentos  serán ecológicos con etiqueta certificada. La fruta y la verdura serán siempre de temporada.


Uno de nuestros propósitos es facilitar un desarrollo integral y globalizado de los niños y niñas. Un pilar básico para lograr  este  objetivo  es  la  alimentación. Consideramos que la alimentación va más allá del acto de ingerir alimentos. La  hora  de  comer  es  un  momento  donde  interactúan  aspectos  sociales y que se conjugan con el conocimiento de uno mismo y el propio placer. Por esta razón, en este espacio tan especial, tenemos en cuenta los siguientes criterios:



1. Ofrecer una comida saludable y de buena calidad, ecológica y local.



2. Crear un clima familiar y acogedor: la hora de comer está cargada de factores emocionales, afectivos y sociales que no podíamos obviar. Por esta razón se le da mucha importancia a la presentación de la comida, la importancia de la diversidad y el clima generado en este espacio.


Damos mucha importancia al papel de los educadores y educadoras, como presentan la comida, como acogen la diversidad y qué clima se genera en este espacio.


En especial, cuidamos la relación entre los niños y niñas en ese momento, facilitando que ayuden y se comuniquen disfrutando disfruten del placer de llevarse a la boca una buena comida. El objetivo es crear un momento amable y afectivo, donde los niños y niñas desarrollen un vínculo positivo con la comida.



3. Ser coherentes con la pedagogía de la escuela: el proyecto busca, de manera muy activa, que los niños y niñas sean  autónomos y formen parte activa de todo su proceso de  aprendizaje  y  de  crecimiento. La hora de comer es una oportunidad para aprender muchas cosas y lo aprovechamos para que se sirvan su comida, agua, etc. También es importante mantener el respeto por los ritmos naturales de cada niño/a.