-->

6 ago. 2017

PROYECTO EDUCATIVO: PLAN DE CENTRO CULTURAL, PLAN DE COMUNIDAD

-->

PCSP.6. PLAN DE CENTRO CULTURAL, PLAN DE COMUNIDAD

“ La educación va unida al despertar de la conciencia”. 
R. Steiner
Nuestro proyecto está formado por una «Asociación conjunta de padres y maestros». El «Consejo de Administración», elegido rotativamente, administra y gestiona el colegio. Diferentes comisiones de padres asesoran y colaboran con este Consejo, asumiendo funciones y responsabilidades dentro del colegio: representación ante entidades públicas, mantenimiento, obras, asuntos sociales, talleres de artesanía, organización de fiestas, etc. 
Por otro lado, los padres y madres participan también en la elaboración del programa escolar: hay reuniones mensuales con los padres de cada clase. Las explicaciones de las/os maestras/os ayudan a los padres a comprender los porqués de la metodología Waldorf y, del mismo modo, las sugerencias de los padres y madres son atendidas por las/os maestras/os.


En este plan, las actividades culturales se unen a las pedagógicas y están abiertos a padres, madres, amigos y vecinos del colegio:




-    Conferencias sobre temas muy diversos

Actividades de cooperación y colaboración para promover la solidaridad, tolerancia, respeto y sentido democrático

-    Actividades de ocio desde perspectivas distintas de las usuales y ofrecer alternativas creativas al aprovechamiento y utilización del tiempo libre.

-     Talleres para crear o afianzar contactos y relaciones entre todos los miembros de la comunidad educativa animando a su participación tanto a las familias, al profesorado, al personal no docente y alumnado.

-     Actividades relacionadas con el Medio ambiente y con el cuidado y gestión de nuestro huerto.

-     Cursillos de arte (pintura, modelado, euritmia)

-     Talleres (metales, carpintería, tejido, juguetería y artesanía), etc.

-     Cuidado y gestión del huerto urbano, junto con la campaña de sensibilización Medio-ambiental.


Otros actos culturales, como conciertos de la orquesta del colegio o recitales de solistas, representaciones de teatro y euritmia atraen por su calidad, la atención de muchas personas que viven en la zona. Hay tres actividades particulares que siempre están presentes:



1. Las representaciones mensuales de teatro, en las que los chicos y chicas del centro educativo muestran a los padres y madres alguna experiencia pedagógica realizada durante el mes en la clase.

2. La puesta en escena de un clásico por la última clase de Primaria, con varias funciones públicas para padres y amigos.

3. Los mercadillos de Navidad, donde participan intensamente los padres y madres en la preparación, venta y organización.



El fruto de los diversos talleres de trabajo se ofrece junto con productos naturales, y teatrillos, conciertos y charlas que se suceden en un día o dos de «puertas abiertas». Con todo ello queremos dar una idea de la vida que late en este proyecto de escuela que, al mismo tiempo, se inserta en el medio geográfico y humano.



La metodología que aplicamos es fundamentalmente aquella que posibilita el desarrollo del pensamiento de forma autónoma de cada individuo. Recurrimos a la resolución de problemas, la enseñanza mediante la búsqueda, descubrimiento guiado, etc. Consideramos este planteamiento más enriquecedor a largo plazo que el  mero hecho de reproducir patrones conocidos de ante mano de forma repetitiva, sin apenas intervención de factores cognitivos, incrementando la autonomía del alumno/a, al ser  capaz de pensar y buscar soluciones por sí mismo/a. Pretendemos potenciar los mecanismos perceptivos y decisionales, por encima de la ejecución.



Existen escuelas Waldorf en áreas rurales, en núcleos urbanos, en ciudades pequeñas y en zonas industriales, en países ricos y en países pobres. Un ejemplo de esta adaptación al medio lo muestra claramente la Escuela Waldorf de Hibernia, situada en la cuenca del Ruhr, en Herne. Cuenta con más de 1.000 alumnos y cerca de 80 docentes.Es una escuela integral que tuvo sus orígenes en los talleres de la Sociedad Minera Hibernia, es autogestionada por padres y maestros, está reconocida oficialmente y representa una alternativa de planificación escolar y educativa con respecto a las reformas escolares impuestas «desde arriba». Según un estudio realizado recientemente, el 70% de los padres son obreros con diversas cualificaciones, el 18,5%, empleados y funcionarios y el 9% de ellos ejercen profesiones liberales. Un principio de esta escuela consiste en concebir el trabajo práctico como medio de formación general, encaminado a conseguir una nueva calidad de aprendizaje.


Todo movimiento social es un «proceso de aprendizaje», por lo cual el potencial innovador de una sociedad reside en su capacidad de aprender. Esta capacidad de aprender autónomamente sólo puede desarrollarse mediante una pedagogía que conciba la educación como ayuda a la autorrealización del individuo. Así, en las escuelas Waldorf, mediante la cooperación de padres, madres, docentes y demás personas o instituciones implicadas en los procesos educativos, se intenta que las experiencias pedagógicas y culturales generen nuevas formas de participación en concepciones, decisiones y responsabilidades tanto individuales como sociales.