-->

2 ago. 2017

PROYECTO EDUCATIVO: PLAN DE INTERCULTURALIDAD Y SOLIDARIDAD


PCSP.3. PLAN DE INTERCULTURALIDAD Y SOLIDARIDAD.

“Dicen que soy héroe, yo débil, tímido, casi insignificante, si siendo como soy hice lo que hice, imagínense lo que pueden hacer todos ustedes juntos.” Ghandi.



Desde la pedagogía Waldorf, existe una convivencia desde muy pequeños, basada en el respeto, autoestima , la adquisición de habilidades sociales, inteligencia emocional y conocimiento personal, que genera un ambiente donde la empatía es el caldo de cultivo. Por eso, en multitudes de escuelas Waldorf, encontramos numerosas nacionalidades, cada una con su idiosincrasia, conviviendo en paz y generando lazos de solidaridad y respeto.




Introducir a todas las personas posibles con experiencias culturales diversas en las aulas, en aulas mixtas, nos permite ofrecer una educación más rica para los alumnos/as y los prepara para ser ciudadanos/as activos y líderes para el futuro. El alumnado Waldorf conoce una gran variedad de culturas, experimentan una diversidad de opiniones, herencias e historias de vida de variados personajes de la historia de la humanidad entrelazados en el plan de estudios. Esta variedad es una parte esencial de la educación de todo el ser humano. Ofrecemos al alumnado una visión más rica del mundo y una conexión más profunda con los demás. Creemos firmemente que la inclusión de la diversidad en toda la experiencia de aprendizaje fortalece a todas las asignaturas.

 


El plan de estudios ofrece a nuestro alumnado y a sus familias la oportunidad de conocer y apreciar las contribuciones de los hombres y mujeres de todas las culturas y clases sociales. La educación Waldorf está profundamente basada en la experiencia. Nuestra atención a la diversidad y la inclusión no sólo se experimenta en términos de contenidos curriculares, sino también en términos de acción.


 


La Pedagogía Waldorf se propone formar “Ciudadanos Globales” unidos al mundo y su diversidad de ideas, culturas y problemas. Esta es una poderosa herramienta que ayuda al alumnado a desarrollar un mayor sentido de pertenencia y responsabilidad social a la vez que les permite descubrir el propio propósito en su vida. El alumnado comprometido es más propenso a preocuparse por las personas con las que comparten una actividad y comprenden mejor los problemas de aquellos con los que tienen una conexión personal. Esto produce personas activamente motivadas, dedicadas a la cultura de la participación y la acción.




A nivel de centro, ofrecemos también un SISTEMA DE BECAS, destinado a aquellas familias con menos recursos económicos, para que puedan optar, si es su deseo, a este proyecto educativo, favoreciendo un enriquecimiento de aula, no solamente a nivel intercultural y solidario, sino social.